Música que mece un diente de león

Esta mañana me han intervenido quirúrjicamente, con éxito, colocándome un catáter doble jota.

Llevaba cerca de una semana acudiendo a urgencias para que me tratasen los dolores de un nuevo cólico nefrítico.

Una de esas noches, la del jueves, presenciamos como una señora mayor agonizaba a pocos metros, el silencio y las miradas de esa noche jamás las olvidaré.

Al hilo de lo vivido estos días, ha resurgido aquel sentimiento, que aflora en ocasiones como ésta, que nos creemos abanderados de un cambio de época y no somos más que dientes de león guiados por soplos, a veces atronadores, de viento.La cuestión es si tras ese viento hay ruido o música.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s