La marcha atrás de Woody Allen

Woody Allen, como tantos otros, en la senectud va rectificando de su rebelión espiritual y moral.

Ayer disfruté con su último estreno.

A través de Kierkegaard y Dostoievsky nos va mostrando con pequeñas pinceladas sus grandes inquietudes… En el momento cúlmen de la película espeta: – ojalá tuviera la suerte de Kierkegaard que era cristiano-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s