Lecciones de vida

Este mediodía llego al pueblo. Empiezan las vacaciones.
Aparco el coche y se acerca un señor a pedirme dinero, hago ademán de darle “suelto”, finalmente le doy 5€, me lo pienso mejor, me bajo del coche y entablo una conversación que me marcará para el restote mi vida.
Media hora después el hombre me ha contado su vida, llora desconsoladamente. Español, 65 años, separado, 4 hijos y 5 nietos de los que no sabe nada desde hace diez años.
Una hora después, el que llora soy yo mientras contemplo los cartones donde lleva durmiendo el último mes, en un refugio, apenas a 100 metros de la casa de mis padres…

Lo trágico es que anoche se intentó quitar la vida… “He perdido le fe en el género humano”.
¡Se acabó! Le grito. Súbete a mi coche que te llevo a la estación de trenes y ese amigo de Madrid de la infancia, que sabes donde vive, no te dejará de la mano.
Le doy emocionado el billete. Me acaba de llamar, ya está en Madrid con su amigo. Hoy dormirá en un colchón.
Gracias Señor por la lección de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s